26/9/11

¿Qué comerá el bebé después?

Varios temas gratis de todo para todos día con día

Algo que es importante saber también después de la leche materna
Este artículo nos lo brinda Sofía Montoya:
A partir de los 4 ó 6 meses es posible combinar para el bebé, comida con elementos nutricionales como frutas y verduras, conocido como papillas, (los productos de Gerber son recomendables) ya mencionamos anteriormente que lactancia, va desde el nacimiento hasta los 4 ó 6 meses, el organismo del niño es aún inmaduro y sólo tiene capacidad para asimilar la leche materna o, si es necesario, fórmulas lácteas.
Período de transición. Va del fin de los 4 ó 6 meses al primer año de edad; el organismo del pequeño madura y asimila otros alimentos.
Incorporación a la dieta familiar. A partir del año de edad, las funciones biológicas alcanzan casi el grado de eficiencia de una persona adulta, y la maduración en el desarrollo psicomotor permite que el niño aprenda a comer por sí solo; el bebé consume prácticamente todas las provisiones que hay en casa, exceptuando café, picante o condimentos.
Cómo saber cuándo
Si bien cada bebé es diferente, existen algunas señales que permiten distinguir el momento en que se le pueden proporcionar alimentos sólidos. Una de ellas es el interés creciente del pequeño por lo que están comiendo los adultos:
Mira intensamente a alguien que come, hace ruidos, se inquieta, observa con insistencia los alimentos e intenta sujetarlos, en estos casos es común que el niño muestre más curiosidad por los utensilios que por los propios alimentos, conviene dejarle jugar con las cucharas o un tazón de plástico mientras los adultos comen, de modo que esta práctica le sirva para familiarizarse con esos artículos, los bebés que ya pueden incorporar nuevos alimentos, es que son capaces de sentarse sin ayuda, demostrando avances notables en su habilidad motriz (capacidad de movimiento) Período de transición
Durante esta etapa, que marca el inicio de la ablactación, se recomienda que se incorpore sólo un alimento a la vez, dejando transcurrir de 3 a 4 días para introducir un producto nuevo (sin abandonar los anteriores), a fin de determinar fácilmente posibles intolerancias ó reacciones alérgicas. Las porciones al principio serán pequeñas, luego se irán incrementando poco a poco.
La comida del niño debe encontrarse tibia o templada, y se desaconsejan por completo las temperaturas demasiado calientes o frías; si a pesar de esto el pequeño rechaza el alimento y no hay síntoma alguno de enfermedad, no debe existir preocupación, y la conducta a adoptar sería esperar unos días, y comenzar nuevamente.
Si se preparan purés y papillas, éstos deben tener consistencia blanda y, poco a poco, se les dará consistencia más espesa, pues de esta manera el niño aprende a masticar y se evita el rechazo de productos en edades posteriores. Asimismo, la alimentación se debe distribuir en cuatro comidas diarias para crear un horario habitual, y para mantener buena salud bucal se evitarán "entremeses", golosinas, gaseosas y jugos artificiales.
Guía mes a mes
Presentamos una guía para la incorporación paulatina de nutrientes semisólidos hasta el primer año de vida, recordando que los parámetros estimados no son rígidos y que la alimentación con leche materna podrá mantenerse los primeros 12 meses de vida.
4 y 5 meses, se ofrecerá al bebé sólo una comida sólida al día, que puede ser:
Verduras, como el primer alimento sólido, frescas y con mínimo de cocción para que conserven sus propiedades y puedan ser digeridas por el niño; puede iniciarse con papillas de calabaza, chayote o zanahoria.
Fruta, con puré de manzana, pera o plátano maduro.
6 Meses incorpora cereales harina de maíz o elaborada con fórmula láctea (atole), así como arroz partido bien cocido, tipo papilla.
7 Meses. A esta edad pueden realizarse dos comidas sólidas al día.
Cereales. Si decide proporcionar este tipo de alimentos, elija aquellos especialmente formulados para bebés; busque los que contengan hierro o que recomiende su pediatra.
Carne. Puede incorporarse pollo cocido (sin piel), cortado en trozos pequeños.
Frutas. Continúe con frutas de estación bien maduras (las guayabas sin semillas)
Verduras, posible dar sopa de vegetales (siempre que el pequeño haya demostrado que asimila los principales ingredientes) con un poco de arroz. También puede iniciar el consumo de verduras de hoja cocidas (acelga, espinaca).
8 Meses
Cereales, atole y papillas con avena; se puede considerar también al trigo.
Frutas. Uvas sin piel ni semillas.
Leguminosas. Frijoles, chícharos y lentejas son ya asimilables por los pequeños.
Verduras. Se agrega la col bien cocida, sin partes duras
9 Meses, incorporar sabores dulces.
Frutas. Mermeladas caseras y jaleas elaboradas con aquellos frutos asimilados por el niño
10 a 12 meses iniciar el consumo de lácteos, quesos frescos, bacilos lácticos, yogurt natural endulzado con azúcar o miel de maíz
Verduras. Jitomate o lechuga finamente cortada y brócoli cocido.
Frutas: se pueden agregar cítricos.
1 año. A partir de los 12 meses se habla de la incorporación a la dieta familiar, proceso que consiste en llevar en forma definitiva a los bebés a tener una alimentación como la del adulto.
Finalmente, recuerda:
No existen períodos fijos, formas o detalles exactos tipo fórmula respecto al fin de la lactancia, ya que cada bebé es diferente, y que la dieta manejada anteriormente es una orientación solamente.
¿Quieres orientarte sobre vacunas?
Visita la etiqueta Salud


Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...