26/9/11

Dejando el mundo

Varios temas gratis de todo para todos día con día


¿Alguna vez, te has puesto a pensar sobre, el que hacer , cuándo estes?
Dejando el mundo
Es probablemente un tema poco común, o que nadie
¿Quisiéramos ni siquiera tocar?
No es fácil saber que algún día, el momento nos llegará,
y por obvias causas no estamos preparados.
Pero, ¿A qué temer?
Teme, aquel que por sus obras y actos, sabe muy internamente que no ha obrado muy bien, que esta vacio, que no pensó jamás en la probabilidades de un
¿Juez supremo?
¿Qué palabras crees que serían las primeras que escucharías al morir?
¿Qué cosas hiciste para bien, que para mal? O
Y, que fue lo que realizaste con todo tu amor?
¿A quién o quienes hiciste bien o mal?
¿Por qué?
Realmente serían juicios que podrían dejarnos pensando por un gran rato, pero, y si hay ¿Derecho al arrepentimiento verdadero, íntegro y real, al perdón hacia tu prójimo, o a ti mismo, crees que el juicio sería por igual?
¿Quién imaginas que enjuicie peor, el ser supremo o el humano?
¿De quién considerarías más fácil un perdón?
A través del camino de una vida humana, pueden existir grandes, o pequeños errores, sin embargo, por cualesquiera de estos, de todas modos tú, te juzgaras igual por el poder de la consciencia, aquél que solamente te llegará a ciencia cierta al paso de muchos años, entonces, el mismo ser humano que te rodee, será el primero en otorgarte o no, su perdón.
Es un tanto triste pensar que los peores jueces son los humanos mismos, con o sin derecho, intervenimos a diestra y siniestra, en las vidas de los demás, opinando para bien o para mal, desde el
¿Cómo te vistes, porque, para qué etc.?
Y sin contar las intromisiones hacia la influencia para desear o querer que alguien actúe, como quisiéramos que nosotros actuamos.
El ser humano ha acumulado una serie de errores como valores a conveniencia de su “yo” mismo, y es por ellos o la falta de ellos por los que en su mañana se le juzgará también.
El concepto de vida actual, es un manojo de alegrías disfrazadas de invalores, donde la frase predominante es y será
“Vida, sólo hay una, y hay que disfrutarla”
En ello, estoy totalmente de acuerdo pero,
¿Por qué no disfrutarla sin hacer daño, o mezclar a otros y empaparlos de nuestros errores?
Es cómo desear emborracharse
¡En soledad, no hay emoción!
¿Necesitamos de un acompañante para desahogarnos o sumirlo en nuestros propios problemas?
¿No acaso, sería mejor encontrar a alguien idóneo que conviva con nuestra pena en solo instantes y no constantes de intoxicación?
Una, dos, cien veces es válido, tan válido como que somos humanos y alguna vez, sentiremos querer desahogar nuestras penas en el hombro de otros, pero no los arrastremos hacia el abismo mismo de nuestra propia pena.
La desaparición del cuerpo vivo en vida, es una transición inconcebible de misterio y dudas, pero ¿Porqué no llevar el camino lo más recto posible?
De todas formas;
“Por recto o desviado que te parezca, tú mismo te juzgarás”
José

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...