14/8/11

Carta a mi recuerdo (Guadalupe)

Varios temas gratis de todo para todos día con día

Estoy esperando al médico que voy a visitar,
el día, esta entre que sale o no el sol o se nubla,
Pienso en ti,
Pienso, que en un mañana,
tal vez, leas estas líneas y recuerdes,
los hermosos momentos del ayer…
¡Cuándo platicábamos, cuándo reíamos o llorábamos!

Te digo esto ¡Porque sé!
Que lo que hoy, o ayer juntos vivimos,
en un tiempo mayor tiempo después,
será recuerdo.
Suena duro, pero así, tendrá que ser,
aceptaremos el destino, pero no podremos cambiarlo,
quiero mientras viva, sepas que te amo,
que sufro por saberte ausente, que te necesito.

Perdona si estoy melancólico,
sé que hoy lo escribo,
mañana cuándo desempolves este simple papel,
habrán pasado 5, 10 años una vida…
Gracias, por ser la mujer que dio sentido a mi vida,
recordarme con fortaleza lo que significa amar.

Estoy llorando mientras te escribo,
porque recorro lugares, donde juntos estuvimos,
hay en mi actual camino,
muchos momentos de ti y tú presencia
y sufro al saber,
que en pocos años que parecen eternos,
son rápidos y amenazantes,
y nuestro hermoso vivir, en poco
¡Todo! Será recuerdo…

Lo que siento en el alma, repito en mi mente,
recordarte y no tenerte o al futuro perderte,
me entristece.
Quisiera partir contigo cuándo seamos llamados,
¡No soltarte! Más sé, será inútil…
Solos llegamos al mundo,
solos partiremos y, he de irme.

Perdona que desahogue mi dolor,
mi alma sufre, porque mi camino,
va más, mucho más adelante que el tuyo.
A cada día que mi cuerpo físico llora crudamente
por tan duro caminar, la chispa de la vida se apaga,
desvanece y escapa.

Esa luz de vida se desvanece cada día que amanece
o anochece,
Amor mío, deja desahogar contigo mi dolor,
Aunque mañana me sienta nuevamente optimista
Y lleno de vigor.

Los dolores físicos son insoportables ¡Cuánto!
Cuánto cuesta a mi ser, un solo pan tener,
Más, ¡No me doblegaré, lucharé hasta el final!
Perdona mi tonto ser, que aunque lo veo padecer,
Teme no poder dar a mi familia,
lo que han de merecer.

¡Te amo! Quiero gritarlo a los cuatro vientos,
junto a mí, no estas durante el día,
pero se llena de dicha mi ser cuando llega la noche
y ahí estas.
¡Déjame decirte cómo! y ¿Por qué te amo?
Hoy, aún existe el tiempo, se que te tengo,
puedo añorarte besarte o abrazarte,
y sé que aunque tarde, pero te veré.

Perdona lo nostálgico que estoy,
perdona si te hago daño,
pero déjame decirte hoy,
¡Que te amo!
Que finalmente, al principio, mitad o final de mi vida,
Dios, me dio el conocerte, el quererte y encontrarte.
Cuántos caminos anduve,
¡Con cuántas piedras tropecé!
A cuántas creí que amé…
Hoy… tal vez sea el ocaso de mis días,
veo y siento lo que es amar,
lee estas líneas con la razón,
luz de sabiduría,
porque son el alegre o duro caminar de cada día.

Finalmente
Si alguna vez tu alma se sintiese sola,
acude a él, serán tus días,
¡Tu fortaleza en el mañana!
El entendimiento filosófico del vivir.

Me despido entonces,
¡No para siempre!
Por unas horas mientras llego a ti,
y, si algún día por alguna causa no estuviese,
Sabe siempre ¡Cuánto te ame!

Gracias amor mío,
Por compartirme tu vida, tus preciados momentos,
Comprender mis dudas, reír y llorar juntos.
¡No conocer el amor, es como no conocer la vida!
José

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...