7/1/11

¿Que es ser Padre? ¿Que es ser Hijo?

Varios temas gratis de todo para todos día con día




¿Que es, ser Padre?
Cuando por vez primera escuchamos la palabra "Papá" salir de los hermosos murmullos de nuestro bebé hombre o mujer, es un sentimiento tan profundo, ¡Tan grande, emocionante! lleno de amor de ilusión de deseos futuros, dudas, miedos, al principio escuchamos una y otra vez la palabra, incluso pueden pasar meses... Para que en realidad, nos caiga el "veinte" de la gran responsabilidad que tenemos en nuestro ser interno, no alcanzamos a dimensionar el reto tan enorme, que tenemos en nuestras manos, cuando somos hijos, vemos de manera tan sencilla y fácil, el que nuestros "Padres" nos den comida, techo, cama, regalos y tantas cosas más.... hasta muy tarde comprendemos los esfuerzos que ambos pasarón para otorgarnos ese bienestar, o error de vida, como muchos hijos lo ven en la adolescencia, nos creen en verdad "Magos" de todo cuánto suceda en su mundo y el nuestro propio, nos sienten como la obligación definitiva al pesar o triunfo de sus futuras vidas y, sin embargo....
Aún como "Padres" tarde aprendemos nuestros aciertos o desaciertos, nos pueden juzgar bien o mal, pero en un punto máximo.... ¡Pocos! lo logran.
Ser "Padre" "Madre" es la situación más incierta de nuestras vidas, creemos que educamos bien, o erramos sin querer, no hay nadie que nos entregue la "Biblia perfecta de" ¿Como ser  excelentes Padres?
Pues, si en la vida de nuestros "Padres" vivían como pareja de amor, comunicación, comprención... es lo que seguramente recibiremos, amor, comprención, comunicación, seguridad, valor a enfrentarnos a la vida etc.
Y si por el contrario; vivimos pleitos, pésima comunicación, gritos etc. Desafortunadamente y sin querer, repetimos patrones de conducta si no iguales, muy parecidos a los de ellos y hasta podríamos dolorosamente crear hijos inseguros.
Si acaso logramos ser aplaudidos o aseptados por nuestros propios hijos, como ¡Grandes Padres! o después de largo tiempo, hasta que sufren o son padres, pero..... y si,
¿Nos equivocamos? Por inmadurez, juventud, enfermedades que asustan al mantenerlos por siempre seguros con:
Comida, techo, ropa y zapatos, ocacionando a nosotros mismos; desesperación y nerviosísmo..... ¡Perdimos!
Pero.... tampoco lo sabemos, hasta que está ya hecho, y no hay vuelta atrás.
Cuando comparamos la facilidad con la que nuestros "Padres" nos daban todo sin chistar, tal vez con un poco de queja normal de cansancio o reproche, es cuando nos toca "Casarnos o Unirnos"
Es el mismo miedo, pavor, de no creerse capaz de tener un techo para 2 que se unen por amor o causa que sea, pero lo hacemos con ese temor de poder o no, tener una casa con todo lo necesario: Muebles, utencilios de cocina, comida, despensa y unos pagos obligados que nunca antes habíamos imaginado; renta, luz, gas, agua, despensa, ropa y gastos que nos aterran si iniciamos en nuestra nueva pero emocionada o asustada unión... y en caso de entendernos rápido con la nueva pareja, es tan emocionante la época de noviazgo....
¡Esos besos, esos sentimientos, ese calor, esa pasión!
¿Porque se llega casi en general a perder? Por falta de interés de alguna de las partes, costumbre o creer que la pareja estará segura por siempre para uno mismo.
Después.... si la relación va bien, llega nuestro primer bebé, primera ilusión, donde la "Madre" sufre durante 9 meses de dolores, antojos, náuceas, y todo lo que atañe al cuadro de la maternidad.
El "Padre" Desea con todas sus fuerzas lo mejor para su primer bebé, el segundo o tercero, porque socialmente es proveedor, una cuna hermosa, ropa, cobertores, mamilas, calentador de mamilas, hervidora de mamilas, pañales carriola, pero... y si por más que desee que sus amados bebés nazcan en cuna de grandes y hermosas cosas materiales y que la "Madre" se sienta orgullosa de su esposo,  pero...
No puede comprarlas por falta de dinero, aunque trabaje de luna a luna no le alcanza su mínimo sueldo:
Mencionemos como es y sucede...
¡Te sientes el hombre más desgraciado de la existencia, no por malo, por la impotencia de no poder complacer ni a la esposa, ni al bebé.
Pero con el tiempo.....
La historia tiende a quedarse igual, llegan navidades y no tienes para darle el mejor regalo que ellos quisiéran, esposa y familia, con la mejor y más grande cena del año que termina, te sientes ¡Nada!
pero obvio, te lo callas y aprendes a vivir callando tu dolor hasta que eres juzgado o aplaudido, por lo que pudiste o no dar en vida, y si encima le anotamos errores normales de no saber ser
"El Padre o La Madre perfecta"
Llorarás de por vida tu desatino y poca sabiduría....
Y, cuándo tengas la maravillosa experiencia, del
¿Cómo hubiesen funcionado mejor las cosas?
¡No habrá marcha atrás, habrás hecho un maravilloso, o pésimo papel!
Ya entonces...... al pasar de los años, estarás viejo enfermo y cansado, tal vez logres aún en vida escuchar muy al final... las frases de tus hijos tan conocida ¡Que razón tenía mi Padre o Madre!
Cuando niños, te desesperabas con sus tareas, olvidamos por esos instantes que cuándo nosotros lo éramos... también nos costaba mucho aprender... gritamos decimos, pero tarde comprendemos, que tampoco nosotros pudimos entenderlos... sin querer, quisimos... que contaran los números fácilmente y al no lograrlo, desesperamos gritamos pegamos, las presiones del trabajo, el estrés, la mala situación económica, problemas en el hogar, todo se vuelve un cúmulo de desesperación volcada sin querer en lo que más amamos, nuestros hijos... y, cuando ellos ya crecieron y escuchamos a otros "Padres" hacer lo mismo... ya aprendimos tarde, que la paciencia era una virtud.
Ser Padre o Madre, no es sólo llevar el título, es sufrirlo, aprenderlo, errando o triunfando y por lo que más adelante nos juzgarán, amarán o des amarán, nuestros propios hijos, que concebimos con tan inmenso amor, y en último de los casos "Pobres aquellos padres que por error, culpa o cualquier causa ajena no consciente los dejamos pequeños" Somos inombrables y cualquier culpa o palabra, será usada en nuestra contra de por vida sin lograr ¡Jamás!  el perdón de un ser humano ante otro: ¡Nuestros propios hijos!
No habrá escuza valiosa que valga todo el sufrimiento cargado de años por su ausencia,
¿Pero, y si ellos hicieran lo mismo, por causas ajenas o erróneas?
¡Con la vara con que midas... serás medido!

Pero... y,
¿Que es ser hijo?
Es también el papel más difícil por intentar entender a nuestros "Padres" ¿Que quieren de nosotros porque, y para qué de esa forma?
Son preguntas sin respuesta, que sólo las dejamos en el olvido y en manos de ellos como genios que se supone que saben todo...
Si nos maltrataron de pequeños, no entendemos
¿Porque?
Sufrimos, lloramos o nos alejamos del mundo casi para siempre... intentamos darles gusto, pero aveces no alcanza nuestra mente a comprender lo que nos piden, lo que desean, nos gritan o pegan si nos tocó esa clase de vida, y crecemos temerosos, inseguros y con baja auto-estima y sin nunca entender ¿Porqué?
Sin querer repetimos en nuestros hijos conductas que antes vivimos de ellos, y aunque sufrimos al entenderlo a través de los años, ya es tarde para recompensar el error, cometiendo otros diferentes..
También están, los niños amados queridos y comprendidos, que desde que nacen, nacen como dicen con estrella, los aman, todo les dejan hacer, opinan en favor o en contra y nadie les dice nada, y casualmente muchas de las veces crecen siendo los hombres seguros del mañana ¿?
Tienen todo, nada les falta, pero aún ellos mismos podrían crecer como los anteriores con traumas que repetirán con sus propios hijos...
Entonces:
¿Quien en este mundo podría decir exactamente, cuál es el punto medio a seguir para ser un excelente humano?
¡Nadie!
El ser hijo, es pensar en él....
¿Porque nos gritan cuándo no podemos contar los números, sumar o restar? ¿Porque se desesperan y no nos dan el tiempo a entender?
Algunos niños necesitamos más tiempo para aprender totalmente porque
¿2+2 = 4?
Se ve fácil, para quien lo sabe, pero....
¿Porque, otros a la primera lo entienden y punto?
¿Porque se enoja nuestra madre cuándo jugamos con la tierra y nos ensuciamos si queremos sentir como apretarla o resbala por las manos?
Muchos
¿Porqué? sin respuesta, y que, como niños,  estamos conociendo el mundo... pero...
Si a nuestros Padres, no se los dejaron conocer, difícilmente nos dejarán entenderlo..
Es como la etapa tan difícil de la adolescencia..
¿Quien no la paso?
¿Quien no recuerda como era en realidad? y entonces
¿Porque no podemos entender a nuestros hijos? o nosotros como hijos... a ¿Nuestros padres?
Existe un abismo enorme de triste diferencia:
Si cuando como Padres, también fuimos adolescentes pero:
Problemáticos, nos gustaban las fiestas, el reventón, la cerveza, el vino, bailar, bacilar o hacer cosas desmedidas.... correr en el auto hasta casi matarnos sin darnos cuenta......
El abismo enorme que existe hacia nuestros hijos no es querer que no lo hagan, no lo prueben, no lo vivan.....
Es el temor que tenemos con nuestra experiencia del ayer, que cuándo jóvenes no medíamos, hubo consecuencias, unos murieron, otros se accidentaron y todo por sentir la "Adrenalina a todo vapor" otros se perdieron en el alcohol o las drogas y pocos llegaron a terminar unos buenos estudios, o tuvieron que abandonarlos por quedar jóvenes embarazadas.....
¡No queremos que nuestros hijos caigan en los errores que en el ayer,
¡Tanto!
Nos hicieron sufrir, y que jamás se recuperan ni con años!
Pero:
¡Que pasa cuando somos hijos?
Que nadie, experimenta en cabeza ajena, y nos creemos superhombres o supermujeres, y no porque a los tontos padres que tenemos les pasó, necesariamente............... nos tiene que pasar también...
Moraleja:
Casualmente los errores se viven de generación tras generación.
Hasta que alguien después de mucho rompa la cadena.
Y, así como no es fácil ser "Padres" tampoco es ser "Hijos"
Entonces; ¿Que hacer?
Tratar de comprender a nuestros Padres con amor, o ayudarlos a que encuentren apoyo, si se prestan a comunicación; actualmente las relaciones Padres e Hijos han cambiado mucho y existe más acercamiento que antes, no hay "Padres" que nieguen que alguna vez necesitaron ayuda o la necesitan si hablamos todos con amor y verdad.
Tratar de ponerse en el papel de los hijos, recordando los momentos en que nosotros eramos de su misma edad.
¡Pero lo más importante!
Saber perfectamente que somos humanos que por naturaleza;
"Imperfectos"
Podemos errar, pero también perdonar, y si tu "Dios" todo te perdona... ¿Porqué, tú no puedes también?
También puedes cometer los mismos o peores errores como
"Padre o como Hijo"
¿Que te asegura total e íntegramente que por siempre serás maravilloso o inequívoco?

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...