23/6/10

Pagarías ¿$ 35 mil dolares por una habitación?

Varios temas gratis de todo para todos día con día

¿Qué ofrece un hotel por $35,000 dolares la noche?

Hasta para huéspedes acostumbrados a alojarse en los mejores hoteles de lujo, la suite más exclusiva del Four Seasons Nueva York es experiencia digna de recordar:
Para dormir allí, hay que desembolsar US$35.000 por noche.
El penthouse Ty Warner, bautizado por el gurú de muñecos de peluche Beanie Baby y dueño del hotel, la habitación más costosa en Estados Unidos fuera de Las Vegas, distinción importante en la industria, los cuartos en la capital de los casinos suelen ser concebidos para personas que apuestan fuertes sumas de dinero sin pensarlo demasiado.
La suite Ty Warner tiene vistas deslumbrantes de Manhattan en todas direcciones, lavamanos hechos de bloques macizos de cuarzo y un mayordomo personal las 24 horas del día.
Los huéspedes pueden usar un Maybach o un Rolls-Royce, con chofer incluido.
Servicio a la habitación, restaurantes del hotel, uno dirigido por famoso chef Joël Robuchon, incluido en el precio casi ilimitado (aunque un huésped pagó un pedido de caviar de US$1.000).
El diseño de la suite, se inauguró en 2007, llevó siete años, su construcción costó
US$50 millones..


Warner señala, la habitación es importante porque da a todo el hotel aire de lujo y exclusividad.
"Establece un estándar, genera comentarios le da un efecto aureola al resto del hotel"
Four Seasons administra el hotel, Warner es el dueño, acuerdo típico en la industria hotelera.
Las suites de hoteles de alta categoría empezaron a hacerse populares en los 80s, usadas como beneficio gratuito o descuento para clientes VIP para atraer lucrativas reuniones de negocios.
Aunque los niveles de ocupación y tarifas del hotel cayeron durante la recesión, las suites más costosas se mantuvieron estables.
"Ese cliente específico suele ser inmune a la situación económica" Christoph Schmidinger, gerente general del hotel.
La suite Ty Warner ocupada sólo 25% del año.
Hotel de 368 habitaciones, nunca otorga descuento sobre el penthouse. De hecho, su tarifa diaria aumentó US$1.000 en 2009. También tiene una suite por US$18.000 por noche y otra por US$14.000. Los huéspedes del penthouse suelen ser empresarios multimillonarios que viajan con sus parejas, afirma Schmidinger. El cuarto menos costoso del hotel, diseñado por el arquitecto chino-estadounidense I.M. Pei, vale US$855 por noche.
Los precios suelen ser parte del atractivo para los huéspedes. La estadounidense Johnna Magliano se quedó en la suite más costosa de todo EU, la Villa Hugh Hefner Sky del Palms Casino Resort en Las Vegas, para su boda celebrada el 2 de mayo. Pagó US$40.000 por la noche. Ella y su esposo intercambiaron sus votos al lado de la piscina de la habitación, que lleva impreso el símbolo de Playboy. Recibieron a sus 110 invitados en la suite —que también incluye una cama giratoria y un jacuzzi para 12 personas y luego se quedaron a dormir allí. (Los US$40.000 sólo alcanzaron para pagar por el cuarto, los gastos de la fiesta fueron un presupuesto aparte).
"Que fuera la Villa Hef Sky, una de las habitaciones más caras del mundo, la forma en que la decoraron, la experiencia" hizo que valiera la pena pagar ese precio, afirma Magliano, de 32 años, propietaria de un salón de belleza y spa en Baltimore.
La suite, sólo se paga la mitad de las noches que es ocupada. La otra mitad se la dan de forma gratuita a los jugadores que más gastan: la línea de crédito de un jugador debe alcanzar el medio millón de dólares para obtener la suite gratis, señala Jon Gray, el subdirector de marca y generación de ingresos del hotel.
En la suite Ty Warner del Four Seasons no se permiten grandes fiestas bodas y eventos corporativos. El hotel limita la cantidad de gente que puede estar a la vez en la habitación a alrededor de 10 personas para reducir el desgaste.
"Todo es diferente en esa habitación" comparado con otros cuartos, requiere de atención extra, Joe Graziosi, director de ingeniería del hotel.
Sólo los miembros más hábiles y ordenados de su equipo de 24 personas pueden entrar a la suite.
La mayoría de los muebles del penthouse de cuatro ambientes y 400 metros cuadrados hecha a la medida exige un mantenimiento especial, como la seda tailandesa alrededor del dosel de la cama con hilo de oro de 22 quilates, el cubrecama de seda veneciana. Los altos techos, sus varias ventanas desde el techo al piso, hacen que regular la temperatura sea un reto. Para dejarla justa, el personal de Graziosi sube o baja la temperatura de todo el edificio.
La suite tiene unos 850 bombillos. El candelabro de US$120.000 ilumina la mesa del comedor hecho de más de 100 bombillos diminutos de fibra óptica. Sólo 42 miembros del personal de mantenimiento pueden limpiar la habitación, tras recibir dos semanas extra de capacitación.
El hotel anticipa las preferencias de huéspedes frecuentes, mantiene archivos que detallan sus hábitos y comidas, bebidas y hasta papel higiénico favoritos. Si se trata de un cliente que llega por primera vez, la recolección de inteligencia es más difícil. El "departamento de servicios especiales" conformado por tres personas o el asistente del gerente general hablarán con el huésped o su asistente para conocer el motivo de su estadía y sus preferencias. También buscan pistas en Internet u otros hoteles Four Seasons donde se haya quedado antes el cliente.
La ubicación de cada objeto en el cuarto está detallada en un libro de más de 50 páginas. El personal de limpieza sabe cuántos ganchos hay en el closet, cuántas flores se colocan en las mesas, a qué distancia está el piano de una mesa, etc. Cambiar cualquier aspecto debe ser aprobado por Warner.
Es como "cambiar la Constitución", dice Leslie Lefkowitz, directora de relaciones públicas del hotel.
Joshua Lutz / Institute for The Wall Street Journal





La suite Ty Warner tiene vistas deslumbrantes de Manhattan en todas las direcciones, lavamanos hechos de bloques macizos de cuarzo y un mayordomo personal disponible las 24 horas del día.

¿Que opinan de semejante lujo?
No puedo evitar mi primera opinión:
¿Que pasará dentro del cerebro de gente tan rica?
¿Serán muy felices?
¿Si todo lo tienen, que les faltaría?
Podría llenar de interrogantes el párrafo, pero no tengo ni idea, nunca he tenido más que ahora 9 años de constante desequilibrio económico, sin embargo, soy feliz, mi salud no anda muy bien, pero mientras, disfruto al máximo hasta un pastel, no desearía tener eso.
¿Porque?
El dinero, los bienes materiales, ¡No son la felicidad! Podrás comprar todo, menos:
Amor, paz interior, salud cuando ya no hay mucho por hacer, amistades honestas y leales, y tantas otras ondas...... o
¿Acaso el “Millonario Michael Jackson compro, su revivir?
Por favor opinen... ¿Que dicen?

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...