23/4/13

Arquitecto o Albañil ¡Tu mismo!

Temas para todos gratis


Las verdades debemos llamarlas por el nombre real:

En este recorrido de “vida humana” existen grandes hombres, que desempeñan sus labores con ahincó, con la entrega más fabulosa que pueda existir.

Al igual, existen grandes mujeres que sin miras y con igualdad misma en un solo género,
“como debía ser”
Nos comparten a veces, hasta mejores desempeños que el mismo hombre,
¿Por qué no reconocer, porque callar, porque disminuirse?

Tanto “Hombre como Mujer” Somos el complemento perfecto de la mancuerna de evolución misma.
El uno, no puede vivir sin el otro, por algo existe el equilibrio del universo, centrado para un mismo fin:

“El amor”
¡Tantas veces y tan fácil mencionado…!
¡Tantas veces y tan fácil desentendido…!

Algunos mencionan:
A la mujer… hay que hacerla sufrir, no hay que darle todo, ni decirle todo, es “Casi” pensamiento universal, “Ellas mismas lo llegan a mencionar”
Eso…
¿Le llamas amor?
Eso es una simple y cruel mentira de “Ambos”
¡En que parte!

¿Dónde y cuándo, dijo tu “Dios” esas mentiras?
¡Dónde y cuándo dijo tu “Dios” que amar es sufrir!
¡Se realista, libre, real, pero ama y realiza todo con amor!

Verdades reales, muy difíciles de hacer,
Verdades reales, muy difíciles de practicar día con día.
¡Abúrrete, o continua leyendo, eres tú, a ti, a quien beneficiaras, o dejarás pasar tu evolución por alto!

Eres…  Arquitecto o Albañil ¡Tu mismo!
¿Por qué, como tu cerebro dará cabida a estos pensamientos?
¡Son mentiras!
Soy el Arquitecto, el que estudio, el que hoy manda y se respeta, el que edifica “Grandes Obras” y se me aplaude…
¿Cómo compararme a un simple Albañil?

Te guste o no… ¡Eres menos que el Albañil!

Si es que eres, de aquellos “Hombres” que ¡Siempre!
Pasan por alto tu propio triunfo, a costa de tan valiosos cooperadores tuyos que te ayudan a ensalzarte y aplaudirte otros después…

El Albañil aquel que miras hacia abajo, que come lo poco que puede en su mínima hora de descanso, que por radiante calor imagina su cerveza fría, como el deseo máximo de triunfo por trabajo y cansancio…

¡Es a él, a quien debes todo tu triunfo, tus aplausos, tus trofeos y reconocimientos!
Y, le pagas…
A penas, unas migajas de la
“Grandeza que hoy te hace, llamarte Arquitecto

¡No, No y No!
No te pongas el apelativo mencionado, si eres equitativo y real, no te enojes conmigo, por tan solo comparar una palabra como podrían ser varias otras…

La misma frase
“Eres el arquitecto, de tu propio destino”
¿Se refiere, habla, menciona en algún momento que eres tú?
¡Se realista!
Llama “todo” por su verdad…
Ama a la mujer que tienes a tu lado y
“Ámense ambos”
¿No quiere el uno o el otro?
¡Busquen otro camino, porque este no es el que deseaban! Pero dejen de dañarse inútilmente…
Realiza tus labores, tu trabajo o cualquier encomienda
¡Con amor!
Llama la atención cuando debas hacerlo y tengas razón pero…
¡Con amor!
Lucha contra la adversidad o contra ti mismo, por ser mejor día con día, pero
¡Con amor!
Cometerás errores, que después te derrotaran en la consciencia, pero ¡Cambia y reconoce!
¡Con amor!
No mires hacia atrás, si te arrepentiste, pediste perdón o perdonaste, mira hacia delante de tu vida siempre
¡Con amor!

Eres tanto Arquitecto o Albañil eres ¡Tu mismo!
José









Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...