31/10/11

10 Zonas erógenas por descubrir en la mujer

Varios temas gratis de todo para todos día con día


¿Por qué exhibir este tipo de temas?
Las circunstancias y formas de vida actuales, han orillado a una serie de parejas disfuncionales a dejar lo que antes pudo ser una relación de pareja estable, el desconocimiento y falta de comunicación entre los mismos, han hecho posible las diferencias de ambos, cuándo antes hubiesen sido
“Temas prohibidos”
Hoy en día los siento más necesarios para el conocimiento e intento por lograr de ambos una explicación lógica de encontrarse así mismos como pareja.

Si desconoces algo en particular
¿Por qué lo juzgas?
Primero conoce, aprende, aplica, para después juzgar.

Por ello presentamos las 10 Zonas erógenas por descubrir en la mujer
La anatomía de cada mujer aún guarda zonas de alto voltaje por descubrir, entrégate al placer más maravilloso.
Las zonas erógenas como los senos, el monte de venus, el clítoris o el punto g, son de alto placer.
La sexóloga Alessandra Rampolla en su libro
Sexo… ¿Y ahora que hago?
Nos habla de ello, las caricias, es la base orgásmica que logra la excitación máxima pero aún podemos obtener mayor erotismo:

o    Cabello y cuero cabelludo
A los hombres les excita jugar con el cabello de su chica, pero para las mujeres, las caricias en esta zona, ayudan a liberar tensiones al comienzo de la relación sexual. La relajación es esencial para que se pueda generar buena tensión sexual en el cuerpo, nos dice Alessandra Rampolla.
o    Orejas
¿Has probado en morder, lamer, besar... el lóbulo de la oreja de tu compañero? Seguro que has sido testigo de su excitación. Pues bien en el caso de la mujer sucede lo mismo. La parte de atrás de las orejas y el pabellón auricular aumentan en sensibilidad a medida que la persona va excitándose.
o    Nuca, cuello y hombros
Aunque no son zonas desconocidas, a la hora del sexo, suelen olvidarse bastante. Deja que te bese, desde la cabeza hasta el hombro y estremecerás de placer.
o    Ojos
En ellos no solo estimulamos la imaginación también se convierten en una zona erógena de lo más sensible. La sexóloga anima a dar besitos suaves sobre los ojos cerrados. Se estimulan los nervios parasimpáticos de los párpados y se produce una relajación que hace más sensible la relación.
o    Zona axilar y cara interna del antebrazo
¿Sabías que son áreas en las que la estimulación manual suave puede ser de lo más placentera? Ahora bien, si tienes muchas cosquillas, puede resultar más divertido que excitante ¡Hay que probar!
o    Dedos
No solo sirven para dar placer. También son excelentes receptores y capaces de llevarte a la excitación máxima. Prueba estimularlos de forma oral, de lamerlos, besarlos, mordisquearlos de forma pícara...
o    Columna vertebral
La sexóloga Alessandra Rampolla nos desvela otra zona erógena por la que pasamos por alto. Alessandra nos invita a detenernos y acariciar, pues a sus costados la columna tiene una serie de nervios que pueden estimularse manual u oralmente, subiendo y bajando a lo largo de la espina dorsal y que garantizan mucho placer.
o    Parte baja de la espalda
Bajando por la columna, llegamos a la parte baja de la espalda, otra parada obligada para provocar excitación. Esta zona puede resultar muy sensible para muchas personas, así que ¡Cuidado!
o    Parte interna de los muslos
Su proximidad con los genitales, lo convierten en una zona muy erótica y excitante.
o    Pies
Lo mismo que sucede con los dedos, los pies, también tiene su papel importante en el juego de las caricias. Masajearlos, lamerlos, besarlos suelen provocar mucho placer.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...