17/6/11

Yoga

Varios temas gratis de todo para todos día con día

Un por qué, de estos escritos:

En todas las etapas de vida humana, han existido una serie de Religiones Creencias o Mitos que, en alguna u otra forma trata el hombre de conocer su porque de existir.
Siempre hemos caminado en contra del acuerdo común sobre estos temas, pero es infalible que desde los tiempos de las cavernas, el hombre creaba a sus dioses para adorarlos o como simples mitos que seguían y han seguido a través de los tiempos.
De manera particular, he querido escribir sobre este tema, para abrir un poco la razón hacia la misma existencia de sabiduría y creencias entre todos, donde, con el nombre que deseemos, todos de alguna u otra forma necesitamos la fe, esperanza, para la continuidad hacia nuestro retiro espiritual del mundo.
Veamos los casos y hermosos pensamientos de cada uno:



YOGA
 La Ciencia del Alma



  
Vivimos en profunda ilusión de esperanza, del futuro, del mañana. El hombre, tal y como es, no puede existir sin auto engañarse.
Nietzsche dice el hombre,  no puede vivir con lo real: necesita sueños, ilusiones, mentiras para existir. Y Nietzsche está en lo cierto. Tal y como es el hombre, no puede existir con la verdad, sin entenderlo no se puede entrar en la indagación llamada Yoga.
No solo sueñas de noche; incluso despierto, estás soñando continuamente. Puedes estar mirándome o escuchando, pero en tu interior discurre una corriente de sueños, la mente está creando sueños, imágenes, fantasías.
Los científicos aseguran
que un hombre puede vivir sin dormir, pero incapaz de vivir sin soñar. En los tiempos antiguos suponían que el dormir era una necesidad, pero ahora la investigación moderna asegura que el dormir no es necesario. Solo es necesario cuando te permite soñar, si no se te deja soñar pero sí dormir, por la mañana no te sentirás ni fresco, ni vivo estarás cansado como si no hubieras podido conciliar el sueño.
La noche tiene períodos de sueño profundo y períodos de sueños, hay un ritmo caerás en sueño profundo durante cuarenta o cuarenta y cinco minutos, empieza la fase del soñar; entonces sueñas, luego, de nuevo, el sueño sin sueños; luego otra vez el soñar. Toda la noche sigue así, si se te molesta en tu sueño cuando estás durmiendo profundamente sin soñar, por la mañana no habrá problema, pero si estás soñando, y te alteran, te sentirás cansado y exhausto.
Si estás soñando, tus ojos se mueven continuamente, como si vieras con los ojos cerrados, si estás profundamente dormido, tus ojos estarán inmóviles, no se moverán. Mientras estás despierto, lo mismo se va repitiendo; incluso durante el día puedes comprobarlo habrá sueños flotando en la mente o a veces no habrá sueños.
No estamos soñando continuamente en la vida, estamos proyectando esperanzas en el futuro
el presente es, casi siempre, un infierno, puedes  seguir en él sólo gracias a la esperanza que has proyectado en el futuro. Eres capaz de vivir el hoy gracias al mañana esperando que algo suceda mañana, cuando el mañana llega nunca llegará como el mañana, llegará como el hoy, pero tu mente ya se habrá movido de nuevo, siempre estás yendo delante de ti mismo; esto significa soñar, no eres uno con lo real, lo cercano, lo que está aquí y ahora; estás en alguna otra parte, yendo por delante, saltando hacia delante,  siempre estás en el futuro, piensas en riqueza, pero está en el futuro, en el Paraíso, que llegará después de muerto, muy lejos, en el futuro desperdicias tu presente es lo que significa soñar, no eres capaz de estar aquí y ahora, estar en el presente parece ser difícil, puedes vivir en el pasado porque, eso es soñar: recuerdos, memorias de cosas que ya no existen puedes vivir en el futuro, lo cual es proyectar, crear algo desde el pasado.
El futuro no es más que el pasado proyectado, con más colorido, más hermoso, más placentero, pero es el pasado refinado. 
El presente existe, pero nunca estás en el presente significa soñar. Nietzsche dice que seguimos diciendo que deseamos la verdad, pero nadie la quiere, nuestras mal llamadas verdades no son más que mentiras, hermosas mentiras, nadie está dispuesto a contemplar la realidad desnuda.
El Yoga es un método para llegar a una mente sin sueños, es la ciencia del aquí y ahora, estás dispuesto a no desplazarte al futuro, no tener esperanzas, no saltar delante de tu ser, encarar la realidad tal y como es. 
Por eso uno puede entrar en el Yoga, o en el camino del Yoga, solamente cuando está absolutamente frustrado con su mente tal y como es. Si aún esperas alcanzar algo a través de tu mente, el Yoga no es para ti. Se necesita una total frustración; la revelación de que esta mente que proyecta es inútil, de que la mente que espera no tiene sentido; no te conduce a ninguna parte. Simplemente vela tus ojos, te intoxica, no permite que la realidad te sea revelada. Te protege frente a la realidad.
Tu mente es una droga. Está en contra de Eso-que-Es. De modo que, a menos que estés absolutamente frustrado con tu mente, con tu forma de ser, con lo que has sido hasta ahora, sólo si puedes abandonar todo eso sin condiciones, entonces podrás entrar en el camino. 
Yoga significa que ahora no hay esperanzas, que ahora no hay futuro, que ahora no hay deseos.
Si lo analizo particularmente, estaría en total contra con lo practicado como “Yoga” ¿Por qué?
Me hace recordar a los filósofos, que entonces pareciéramos la aplicación de una teoría poco práctica de nuestra existencia, a mucha gente le interesa el Yoga, pero basados bajo esta manera de pensar o actuar yo, estoy en total desacuerdo, si, en cierta forma tiene razón en que vivimos un presente de pasado y finalmente el verdadero presente no existe, pero no voy de acuerdo en que entonces la imperfección es tal, que mejor debíamos hacernos a un lado de la creación (José)

Fíjense como continúa:
Se requiere un desespero total llamado dukka por Buda, si te encuentras realmente sumido en el sufrimiento, no tengas esperanzas, porque tus esperanzas lo único que harán será prolongar ese sufrimiento. Tu esperanza es una droga. Solamente puede ayudarte a llegar a la muerte y a ninguna otra parte. Todas tus esperanzas solamente pueden conducirte a la muerte. Te están conduciendo ya.
Yoga no es religión; no es hindú, ni musulmán es pura ciencia, como las Matemáticas, como la Física o la Química.
El Yoga es una ciencia; hecho accidental el que los hindúes la descubrieran, no es hindú, es matemática del ser interior. Por esto un musulmán puede ser un yogui, un cristiano puede ser un yogui, un jaino, un baudha, puede ser un yogui.
El Yoga es ciencia pura y Patanjali es la figura más relevante en el mundo del Yoga, es singular no hay otro comparable con Patanjali.
Por primera vez en la historia de la Humanidad, este hombre elevó a la religión al nivel de ciencia, hizo de la religión una ciencia, simples leyes; no se necesita creencia alguna. 
Las mal llamadas religiones necesitan creencias
No hay diferencias entre una y otra religión
Un musulmán tiene ciertas creencias, un hindú otras, un cristiano otras. La diferencia es de creencias.
El Yoga no contiene ninguna creencia, el Yoga no dice que se tenga que creer en nada. El Yoga dice que lo experiencies. Del mismo modo que la ciencia dice que experimentes, el Yoga dice que lo experiencies. El experimentar y el experienciar son lo mismo, pero sus sentidos son diferentes. Experimentar quiere decir algo que puedes hacer en relacíon al exterior; experienciar significa algo que puedes hacer interiormente. El experienciar es un experimento interno.
La ciencia dice: no creas, duda tanto como puedas. Pero tampoco tengas creencias en contra porque el ir contra algo es, de alguna forma, una clase de creencia. Puedes creer en Dios, puedes creer en el concepto de no-Dios. Puedes decir que Dios existe con una actitud fanática; puedes decir exactamente lo contrario – que Dios no existe – con el mismo fanatismo. Los teístas, los ateos, todos son creyentes, y la creencia no pertenece al plano de la ciencia. “Ciencia” quiere decir experimentar algo, eso que existe por sí mismo; no se necesita de ninguna creencia. Por esto, lo segundo que has de recordar es que el Yoga es existencial, experimental, experiencial. No se requiere ninguna creencia, no se necesita de fe alguna; solamente el valor de experienciar. Y de eso es de lo que se carece. Eres capaz de creer con facilidad porque con el creer no vas a ser transformado. La creencia es algo añadido, algo superficial; tu ser no es cambiado, no pasas a través de ninguna mutación. Puede que seas hindú y al día siguiente te conviertas en cristiano. Simplemente cambias, cambias el Gita por la Biblia. Puedes cambiarlo por el Corán, pero el hombre que ensalzaba el Gita y que ahora ensalza la Biblia, es el mismo. Solamente sus creencias han cambiado.
Las creencias son como los vestidos. No se transforma nada substancial; permaneces siendo el mismo.
El primer sutra:
La disciplina del Yoga. 
Atha yoga nush asanam
Cada palabra ha de ser entendida por separado porque Patanjali no emplea palabras superfluas, trata de comprender la palabra “ahora”  indica el estado de mente del que te estaba hablando, estás desilusionado, no tienes esperanzas, eres consciente de la completa futilidad de todo deseo, si ves tu vida como carente de sentido – todo lo que has estado haciendo hasta ahora ha muerto, nada queda en el futuro – estás en un absoluto desespero; lo que Kierkegaard llama angustia. Si estás angustiado, sufriendo, sin saber qué hacer, sin saber adónde ir, sin saber a quién mirar, al borde mismo de la locura o del suicidio o de la muerte, todo el modelo de tu vida se ha vuelto fútil.
 El yoga no es un shastra, no es un texto, es algo que has de hacer, no es curiosidad, especulación filosófica es más profundo que esto, cuestión de vida o muerte.
¿Estás absolutamente insatisfecho? Todo el mundo contestará, “sí”, pero esa insatisfacción no es real. Estás insatisfecho con esto, puede que estés insatisfecho con esto otro, pero no estás totalmente insatisfecho. Todavía albergas esperanzas. Estás insatisfecho con tus expectativas pasadas, pero con las futuras aún estás esperando. Tu insatisfacción no es total. Todavía estás suspirando por alguna satisfacción, por alguna gratificación.
Yoga es la cesación de la mente
Esta es la definición de Patanjali. Cuando no hay mente, estás en el Yoga. Cuando la mente está presente, no estás en Yoga. De modo que puedes practicar todas las posturas, pero si la mente sigue funcionando, si sigues pensando, no estás en el Yoga. Yoga es el estado de no-mente. Si puedes estar sin la mente, sin adoptar ninguna postura, te habrás convertido en un perfecto yogui. Esto ha sucedido a muchos sin adoptar postura alguna, y no les ha sucedido a muchos otros que han estado practicando posturas durante numerosas vidas.
Porque lo fundamental que hay que entender es: cuando la actividad del pensar no está presente, tú estás presente; cuando la actividad de la mente no está presente, cuando los pensamientos han desaparecido, cuando son como nubes, cuando han desaparecido, tu ser, como el cielo, está despejado. Siempre ha estado allí, solamente que cubierto de nubes, cubierto de pensamientos.
En grandes rasgos, esta es una semblanza del “Yoga” El estado de ¡No mente!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...