27/5/10

Chistes

Varios temas gratis de todo para todos día con día


¿Que es lo que ánima la vida? Chistes


El Camarero

Un hombre entra a un bar por la noche, va a la barra y pide una cerveza.
El camarero responde: Por supuesto Sr. es un peso
¿Un peso? exclamó el hombre.
Entonces echó una ojeada al menú y preguntó:
¿Me podría preparar una Tampiqueña jugosa, papas a la francesa, chilaquiles con
huevo estrellado?
Por supuesto Sr. dijo el barman, pero eso costará un poco más.
¿Cuánto más?" preguntó el hombre
5 pesos, dijo el barman.
¿5 pesos entonces dónde está el dueño del lugar?
El barman contesta:
Está con mi esposa
Atónito el hombre pregunta
¿Qué hace con su esposa?
El barman contesta:
Está haciendo lo mismo que yo a su negocio.
La Monja

Sor Rita

Una chica soñaba ser monja, decidió integrarse en el convento y lograr tan gran deseo.
Dedicada para lograr sus votos, llego el día, en que según la religión católica es entregarse
a Dios, deben bautizarlas con un nombre diferente;

La Madre Superiora bautizaba a las que ya, habían logrado el cometido; A cada una le dijo:Tu, hija, te llamaras Sofía, Sor Sofía......
Tu, hija, te llamaras Raquel, Sor Raquel......
Tu, hija, te llamaras Julia, Sor Julia.........
Cuando toco el turno a la chica que al fin lograría su deseo le dijo:
Tú te llamaras Rita, Sor Rita.
Al instante, la muchacha rompió en llanto. ¿Cómo una monja se podía llamar
Sor Rita (ZORRITA) Así que escribió una petición al Vaticano, para un cambio de nombre.

Pasado un tiempo mandaron su pasaje para presentarse en el Vaticano, y cambiar su nombre,
se haría una ceremonia donde ella tomaría el nuevo nombre de una caja. Antes de comenzar, el sacerdote que oficiaría le dijo: Hija, hemos aseptado cambiar tu nombre ante Dios. Pero debes
considerar que no habrá más cambio, el papel que tomes de esa caja con tu nuevo nombre, será
el que en adelante te designamos !Y No Hay Marcha atrás!

Sor Rita contestó: Si, Padre, ya me asegure en que no habrá nada peor en esta vida que llamarse ZORRITA.
El Sacerdote le dijo, saca de esa caja el nombre y encomiéndate a Dios.
Sor Rita toma el papelito, sin leer se lo dió al sacerdote, que con rostro severo le dijo:
Hija, de hoy en adelante serás SOR RAIMUNDA.


Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...